“Es difícil distinguir entre funcionarios públicos e intereses del sector privado. Es la misma gente”.
—Economista de desarrollo

Los individuos o familias aludidos en esta sección como miembros del sector privado de la red cleptocrática de Honduras en absoluto controlan la economía total de la nación. Un sinnúmero de negocios existen fuera de la red: los pequeños restaurantes que tapizan las carreteras y las calles de las ciudades, la producción a pequeña escala para consumo regional o local, la agricultura, hasta la mayor parte del cultivo, del procesamiento y de la exportación de café, no caen dentro de la esfera de acción de la red.

Las redes cleptocráticas se enfocan en aquellas actividades económicas que con mayor probabilidad generan y concentran rendimientos exponenciales relativamente en pocas manos, en especial mediante el favoritismo del gobierno; o que tienen más posibilidades de atraer una financiación internacional considerable. En Honduras como en otros lugares, la banca, la energía y los recursos naturales, la agricultura de exportación (legal o ilegal) y la construcción a gran escala son los objetivos principales de la depredación de la red.

Una parte del elemento de la red del sector privado de Honduras se traslapa muy de cerca con el sector público. Como sugiere el epígrafe de arriba, ése es el caso en general. El sector privado está conformado por aquellas empresas que ofrecen productos y servicios directamente al gobierno, tales como compañías farmacéuticas o de construcción. Sin embargo, incluso la parte del sector privado más poderosa y específica, miembros del puñado de familias de origen sirio o palestino que controlan muchas de las actividades más lucrativas, podría estarse fusionando de manera gradual con el cohorte gubernamental. Algunos de ellos han ocupado puestos públicos importantes. Y varios estudiantes de la élite hondureña nos afirmaron que los adultos jóvenes, que descienden de la estirpe de Medio Oriente (aproximadamente la cuarta generación), comenzaron a casarse fuera de sus clanes tradicionales 1.

En estas agrupaciones sociales que se traslapan cada vez más para muchos la lujosa American School of Tegucigalpa, donde “el idioma del dinero se construye” 2, funciona como una plataforma de redes sociales y de negocios que podría estar socavando algunas de las divisiones previas. Asimismo, la interpenetración podría estar tomando lugar por debajo del nivel superficial de la propiedad corporativa y de la gestión, mediante intercambios de acciones de empresas en caso de condiciones contractuales generosas, incluidos insumos gratuitos como electricidad, permisos ilegales u otros favores administrativos 3. Tales iniciativas internacionales como la Alianza para la Prosperidad, destinada a los tres países centroamericanos conocimos como el Triangulo Norte y cuya financiación extranjera incluye un proyecto estadounidense de 750 millones de dólares, ofrecen a los grandes negocios un escaño junto a los responsables de la toma de decisiones del gobierno para determinar políticas de desarrollo y económicas 4.

Una investigación concertada por un experto en diligencia debida en la gestión empresarial de nuestro equipo con experiencia en el exbloque soviético encontró la propiedad corporativa hondureña “mucho menos transparente de lo que es en Rusia” 5. Las empresas están registradas en la Oficina del Registro Mercantil y deben entregar los estatutos y la identidad de los accionistas a su cámara de comercio municipal, junto con los balances anuales. Sin embargo, no se les solicita hacer pública esta información. Las cámaras de comercio son transparentes de manera irregular y no existe un registro nacional de empresas.

No hay duda de que dicha confidencialidad es deliberada, concebida para ocultar a los propietarios de las empresas involucradas en actividades dudosas. Cuando Global Witness reportó que la vicepresidenta del Congreso (a través de su esposo) era propietaria de la empresa que construye las dos presas impopulares, la vicepresidenta denunció la información como falsa 6.

No obstante, semanas de rastreo en registros públicos, medios sociales y en otras fuentes nos permitieron, por lo menos, corroborar el panorama fundamental esbozado en numerosos estudios y entrevistas: que la propiedad corporativa en los sectores de la economía hondureña que con mayor probabilidad generan rentas está concentrada en la manos de los miembros de aproximadamente una docena de familias 7.

Una característica que resulta de este análisis es un grado considerable de diversificación dentro de las actividades de las familias clave. Como la familia gobernante Aliyev de Azerbaiyán, son propietarios de conglomerados que por lo regular están involucrados en una serie de negocios lucrativos, y abarcan con notoriedad la división entre finanzas y economía real 8. “Banqueros e industriales son las mismas personas”, comenta un exfuncionario del gobierno de alto rango 9. Como resultado, pueden colaborar como un bloque poderoso para establecer las normas económicas y políticas que sustentan su dominio. Sin duda existen las rivalidades en este elemento del sector privado de la red, y a menudo se manifiestan a través de las divisiones entre los partidos políticos más importantes. La familia Rosenthal, por ejemplo, muestra su preferencia por el Partido Liberal, mientras que los Atalas rivales son nacionalistas incondicionales.

Aunque la falta de registros corporativos públicos complica la sustentación, es claro incluso a partir de una evidencia fragmentada que los consejos de muchas de estas compañías se entrelazan, ya sea mediante el intercambio de puestos directivos o alianzas matrimoniales. Por consiguiente, como una red de portería estrechamente entrelazada, las familias están “posicionadas de manera estratégica como aliados indispensables para los actores externos que buscan el acceso” a Honduras, como lo describe el académico Aaron Schneider 10, y se benefician desproporcionadamente de la inversión directa extranjera, de los préstamos internacionales y de la financiación para el desarrollo.

El análisis a continuación profundiza sobre unos de los sectores económicos que dominan algunas de las familias principales. Una ojeada a cualquiera de los sitios Web de las empresas relevantes muestra que casi todas sus operaciones de negocios cruzan las fronteras. Se requiere de un estudio más profundo para explorar y plasmar las dimensiones transnacionales de las actividades y de las relaciones involucradas.

Bancos

Más del 50 % del mercado financiero de Honduras está controlado ahora por solo tres bancos: Banco Ficohsa (dirigido por miembros de la familia Atala Faraj), Banco Atlántida (las familias Goldstein y Bueso) y Banco de Occidente (Bueso y Arias). De manera convencional, los bancos hondureños son parsimoniosos con el crédito, solo lo otorgan cuando se trata de fianzas considerables y/o garantías.

Para impulsar este mercado constreñido, la Corporación Financiera Internacional (IFC) ha otorgado créditos importantes, aparentemente para préstamos adicionales a pequeños negocios 11. Sin embargo, en por lo menos un caso, una investigación interna halló que el dinero de la Corporación Financiera Internacional “superior a los ratios consensuados” había sido transferido a través del Banco Ficohsa a uno de sus más grandes prestatarios, la Corporación Dinant de los Facussés, a pesar de los conflictos violentos que rodeaban las plantaciones de palma de Dinant en el Bajo Aguán. 12 (Véase más adelante la sección en las páginas 73–74).

Los bancos Ficohsa y Atlántida tienen bajo custodia todos los fondos fiduciarios a través de los cuales varios proyectos de infraestructura pública se implementan y se llevan a cabo servicios públicos. (Véase la sección previa sobre Coalianza en las páginas 35–37). Estos fondos no solo aseguran y gestionan la financiación de infraestructura física, tales como carreteras o puertos. También han sido utilizados para comprar medicinas o suministros para el servicio de salud pública, privatizar la compañía de electricidad nacional, administrar el alumbrado público y custodiar el dinero que es recaudado a través del “impuesto de seguridad” y reservado para los bonos de previsión para los pobres 13.

Legalmente, los acuerdos que rigen la estructura y uso de esto fondos son contratos comerciales, y por lo tanto están protegidos del escrutinio público conforme a la ley hondureña. “Los contratos son negociados bajo la mesa”, afirma un expresidente del Banco Central. “Si hay una mala negociación, el Estado asume el riesgo y los costos”. Según otro entrevistado quien se ha dedicado a estudiar las operaciones de fondos fiduciarios, el Banco Atlántida está considerando reducir su exposición debido a preocupaciones relacionadas con la manera en que los comités técnicos, responsables del cumplimiento de los términos de los acuerdos de los fondos fiduciarios, están utilizando el dinero 14.

La liquidación reciente de una institución bancaria más pequeña pero aún de importancia, el Banco Continental, a raíz de las sanciones por lavado de dinero impuestas por Estados Unidos, conmocionó la industria 15, según varios entrevistados. Las acusaciones contra el banco y sus propietarios, miembros de la familia Rosenthal, se basaban en la compra de carne de res del cártel de drogas Cachiros y en la adquisición posterior de su negocio de empacado de carne, al igual que las inversiones en o provisiones de préstamos para el zoológico de la familia, las plantaciones de aceite de palma y las hipotecas personales.

En cualquier economía tan inundada de dinero proveniente de los drogas como la de Honduras, es casi imposible para los bancos evitar hacer negocios con empresas vinculadas al narcotráfico. O simplemente mantenerse alejado de su dinero en efectivo. Kirk Meyer, quien como agente especial de la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) investigó un déficit de aproximadamente 900 millones de dólares en el Banco de Kabul en Afganistán en 2010 y 2011, señala que los únicos bancos privados solventes en ese país eran aquellos que la industria del opio mantenía a flote 16.

A los ojos de un economista para el desarrollo, la situación en Honduras parece similar. “Mucha de la liquidez de los bancos principales está vinculada con el tráfico de drogas. Recuerdo un banquero importante que me contó que él sabía que el nuevo Banco Continental estaba lavando. Él y todos los demás afirman que no lo hacen, por supuesto, pero eso es parte del juego. Uno sabe dónde están los traficantes, en la oficina en Olancho entra mucho dinero en efectivo . . . ¿de dónde viene? Todos saben: el Banco Central lo sabe, la Comisión Bancaria lo sabe, pero ¿cómo lo paras sin crear una crisis en el sector?”.

Este comentario ayuda a explicar la perdurabilidad de la corrupción en redes: cuando sus zarcillos se entrelazan a través de varios sectores cruciales, puede parecer imposible podarlos sin desestabilizar toda la economía. Este economista reconoció que su propio análisis y estimaciones no toman en cuenta la enorme economía informal o el riesgo para la industria financiera ante ésta. “No tenemos una estimación de qué tan grande es”, justificó 17.

Energía

Desde mediados de la década de 1990, los miembros del sector privado de la red cleptocrática de Honduras han irrumpido en la producción de energía, en especial, en los últimos años, en las renovables 18. “Es la manera más fácil de hacer dinero rápido” 19, afirma un funcionario de una ONG regional que se ha encargado de supervisar un estudio sobre el tema. Los inversionistas clave son miembros de las familias Facussé/Nasser, Kafie y Larach. Todos ellos han expandido sus negocios relacionados con la generación de electricidad a países vecinos como El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Panamá.

La energía solar, sobre todo, ha resultado atractiva para las familias más poderosas antes mencionadas, porque los insumos son relativamente económicos y cada vez más baratos, y los riesgos, limitados. (Para un análisis sobre las condiciones bastante favorables que se ofrecen para quienes generan energía solar, véase la sección que aparece previamente sobre la empresa de electricidad propiedad del Estado, la ENEE, en las páginas 37–39). Sin embargo, debido a las fluctuaciones potenciales, el uso a gran escala de la energía solar requiere un respaldo sólido, en especial, si va a ser enviada a la red centroamericana interconectada. Y, como el funcionario de la ONG señaló, “dicho respaldo es la energía hidroeléctrica”. De hecho, las familias principales invirtieron en energía solar en su país y han estado construyendo presas en países vecinos como Panamá y Guatemala 20.

La misma ENEE está implementando varios proyectos hidroeléctricos grandes, tales como el Patuca III y Llanitos y Jicatuyos en el departamento de Santa Bárbara al oeste. Pero solo en el año 2010, justo después del golpe, no menos de veinticuatro concesiones se otorgaron para presas privadas que fueron calificadas como activas en 2013 21. Los ecologistas han contado más de cuarenta 22.

El más inicuo de estos proyectos es la presa de Agua Zarca actualmente interrumpida en el río Gualcarque en el departamento de Intibucá al suroeste del país. La disposición de sus defensores para arriesgar la indignación internacional que desataría el asesinato de Berta Cáceres como era de preverse muestra que se trata de un proyecto de altos intereses tanto material como simbólicamente.

A principios de 2011, Desarrollos Energéticos S. A. (DESA) comenzó a buscar la aprobación local para construir una presa. Fue más o menos en la época en que miembros de la familia Atala, algunos de ellos dueños del Banco Ficohsa, adquirieron una participación considerable en la compañía. Los vínculos de la compañía con el elemento del sector público de la red hondureña incluyen el cargo como secretario de gobernación y justicia que ocupó el secretario de la compañía Roberto Pacheco Reyes, y el de su presidente, Roberto David Castillo Mejía, como oficial de inteligencia militar 23.

Según archivos de 2013 de las comunidades afectadas, los habitantes en repetidas ocasiones rechazaron las solicitudes de DESA para aprobar la construcción de la presa. Las presuntas consultas a los habitantes eran igual de espurias como las que describían los habitantes del río Patuca 24. Sin embargo, el alcalde aprobó el proyecto, que obtuvo una licencia ambiental válida por cincuenta años, a cambio de un soborno como se descubrió más tarde 25. La financiación del proyecto se aseguró a través de varios bancos de desarrollo multilaterales y bilaterales 26.

DESA contrató a Sinohydro, el mismo gigante chino de la hidroelectricidad que está construyendo la presa Patuca III, para construir esta presa, y las obras comenzaron en 2012. En un santiamén, los conflictos se desataron entre los habitantes y los obreros, quienes aplastaron cultivos, dañaron equipo escolar y cercaron un manantial que usaban los habitantes para el consumo humano.

Cuando, en marzo de 2013, guardias y señales aparecieron en la carretera para prohibir a los lugareños el acceso total al río, los manifestantes erigieron una barricada. Los soldados y los guardias de seguridad armaron su campamento dentro del complejo de DESA, e hicieron visible su presencia en el lugar, un ejemplo evidente del uso del ejército para proteger los intereses de los miembros de la red del sector privado. Asimismo, el sistema legal también fue utilizado para esta causa: Cáceres fue arrestada en mayo bajo cargos de posesión ilegal de armas que más tarde se demostró que eran falsos (le habían sembrado una pistola). En julio, los soldados abrieron fuego desde el interior del recinto de DESA contra un mitin público, asesinando a uno de los activistas locales, Tomás García. Los habitantes reportaron confrontaciones continuas con las fuerzas de seguridad además de amenazas físicas tanto abiertas como anónimas 27.

Estos sucesos provocaron que Sinohydro concluyera su contrato de Agua Zarca en agosto de 2013. “Desde el principio”, la empresa explicó la medida en una carta, “Era evidente que existían serios . . . conflictos entre el Empleador del proyecto, es decir DESA, y las comunidades locales” 28.

El tipo de campaña multifacética que se necesita para lograr que la oposición local acepte un proyecto como tal puede dejar cicatrices duraderas. “Cuando implantas el soborno”, reflexiona un estadounidense que ha estado denunciando la situación en Agua Zarca durante años, cuando compras líderes comunitarios y metes al ejército e implantas una violencia generalizada como una tapadera de la violencia política, destruyes el tejido social de la comunidad. Es difícil regresar a lo de antes” 29.

Sin embargo, otros inversionistas externos, como el Banco Centroamericano de Integración Económica y los bancos de desarrollo finlandés y holandés, conservaron o aumentaron sus participaciones en el proyecto.

La respuesta inicial de las autoridades hondureñas al asesinato de Berta Cáceres fue inapropiada de manera asombrosa. En lugar de seguir alguna de las pistas que Cáceres había dado en denuncias repetidas de amenazas de muerte en las semanas que condujeron a la agresión, los investigadores insinuaron que el asesinato formaba parta de un robo chapucero o incluso de una enemistad interna. En un ejemplo más del uso de la red de procesos judiciales para disciplinar disidentes, la primera persona detenida fue un miembro de la organización de Cáceres (COPINH) y un simpatizante mexicano del movimiento que era el único testigo de los hechos 30.

Algunas semanas más tarde, bajo una intensa presión internacional, media docena de sospechosos fueron arrestados: empleados de DESA, de los servicios de seguridad hondureña o de ambos 31. En junio, salieron a la luz algunos informes que aseguraban que miembros de dos unidades interdisciplinarias de élite contra el narcotráfico y las pandillas, Xatruch y FUSINA, tenían la encomienda de asesinar activistas ambientales y de derechos de la tierra, incluido Cáceres 32. Las agresiones contra el liderazgo del COPINH continúan 33.

Otro proyecto de presa en el departamento de La Paz representa un ejemplo incluso más evidente de actos en interés propio por parte de miembros del sector público de la red. El beneficiario de la concesión para la presa en el río Chinacla fue Los Encinos S. A., que pertenece al esposo de Gladis Aurora López, la actual vicepresidenta del Congreso hondureño 34. Los líderes de un movimiento coordinado por la comunidad local que se opone al proyecto nos mostraron fotografías del mismo tipo de consultas regionales falsificadas que caracterizan a los proyectos Patuca III y Agua Zarca. Dos camiones de plataforma que aparecen en varias imágenes de frente se utilizaron para transportar personas ajenas para que participaran en los mítines, creando una impresión falsa de disidencia, según los miembros de la coordinación 35.

Dados los impactos ambientales de las presas bastante conocidos, lo cual resultó en la disminución de nuevas construcciones a nivel mundial durante varios años, es una paradoja que la conciencia climática actual les facilite pasar como fuentes ambientalmente sustentables de energía renovable.

En todo Honduras, los entrevistados sostuvieron con firmeza que la energía que dichos proyectos producen (las enormes granjas solares en la parte sur del país, las docenas de presas, las nuevas plantas de biomasa) no está destinada al desarrollo comunitario del todo. Su propósito verdadero es generar ganancias. “Usar el idioma de la energía renovable es un disfraz”, afirmó el líder de un grupo comunitario que se opone a las presas. “Estos proyectos no tienen nada que ver con proveer electricidad a la gente, tienen que ver con empresas y ganancias”, o para poner lo anterior dentro del enfoque de este estudio, con ganancias que no están garantizadas por el nivel de inversión y riesgo, que también se conocen como rentas. “Son para la red integrada, el SIEPAC, para proyectos extractivos, para la minería y el cemento” 36.

Como un crítico de Patuca III lo describe, “La cuestión con las presas grandes no es que generen electricidad. Generan dinero para los bolsillos del gobierno. Los constructores son las empresas más grandes. Y en las grandes empresas, el dinero a caudales también ofrece muchas oportunidades para el lavado de dinero” 37. Proyectos como este funcionan como nodos alrededor de los cuales los tres elementos de las redes cleptocráticas hondureñas confluyen.

Aceite de palma

Además de ganado (y lácteos), el único producto agrícola en el cual los elementos del sector privado de la red cleptocrática de Honduras han consolidado una participación importante es el aceite de palma. Casi inmediatamente después del golpe de 2009, compañías propiedad de los Facussés, entre otras, comenzaron de manera activa a desplazarse hacia las tierras cultivables en la costa central caribeña, en el valle del Bajo Aguán (departamento de Colón). El propósito era el cultivo intenso de palmas africanas, para dar una respuesta a la demanda internacional por aceite de cocina barato, o para anticipar un cambio económicamente importante de los combustibles fósiles al biodiésel, que también es conocido como una forma limpia de energía 38. La consolidación de las enormes extensiones de tierra que se necesitan para dicho monocultivo se dio a la par de una ola de violaciones a los derechos humanos, que iban desde el acoso y la tortura hasta el asesinato. Como en los actos de violencia posteriores en contra de los detractores de las presas de Agua Zarca o Aurora, el patrón de violaciones cometido por los servicios de seguridad y las instituciones judiciales hondureños muestra que estas fuerzas eran utilizadas al servicio de las empresas, en especial de Dinant de la familia Facussé 39.

Los habitantes a las orillas del río Patuca, al sur y al este de las primeras líneas de palma africana, estaban preocupados de que parte del objetivo de la presa Patuca III era regular el desbordamiento del río para poder expandir las plantaciones en la región. “El gobierno y la gente con plantaciones de palma tenían puestos los ojos en estas tierras. Empezó en Puerto Lempira y la zona del río Plátano, pero por supuesto que quieren también esta área”. La experiencia de los campesinos del Bajo Aguán afectó de manera evidente a este entrevistado. “Bien se sabe que el gobierno asesina a los que se resisten” 40.

La proximidad entre estas vastas extensiones de palma reglamentadas en surcos y las extensiones remotas de costa utilizadas por los traficantes de drogas para transbordar carga ha convertido al cultivo de la palma en otra opción obvia para el lavado de dinero. Además de su negocio de envasado de carne, la familia Maradiaga de los Cachiros también es propietaria de Palma del Bajo Aguán S. A. Un cable de la embajada estadounidense fechado el 19 de marzo de 2004, provee un informe detallado de la entrega de un cargamento de cocaína rastreado a una de las propiedades de Miguel Facussé en Colón. 41

Y sin embargo, la palma hondureña continúa beneficiándose de un mercado fuerte en los créditos de carbono 42.

Construcción

Desde las secciones anteriores sobre Coalianza y bancos, es claro que el contrato de obras es un medio a través del cual las redes hondureñas desvían dinero público a bolsillos privados. Sin embargo, dado el secretismo que envuelve a este sector, es difícil establecer la propiedad corporativa de las constructoras principales que operan en Honduras, o identificar cuáles han recibido contratos públicos. La selección de los implementadores es una de las prerrogativas celosamente guardadas por los comités técnicos que administran los acuerdos de los fideicomisos de Coalianza; e identificar qué compañías obtuvieron qué contratos y quién es el propietario de dichas compañías, sigue siendo el objetivo fundamental de una labor de investigación mayor.

Sin embargo, algunos ejemplos son ilustrativos.

Hay que considerar la carretera de cuota de San Pedro Sula a Tegucigalpa, sugiere uno de los entrevistados, como un ejemplo del riesgo desproporcionado que el gobierno hondureño por lo regular asume en estos contratos de construcción. “COVI [Concesionaria Vial Honduras S. A. de C. V.] recauda las cuotas. No obstante, si por alguna razón, como una manifestación pública o un huracán, el total no iguala la suma acordada conforme al contrato, el gobierno tiene que compensar la diferencia” 43. Y de hecho, las cuotas múltiples que se recaudan en las carreteras de COVI fueron el blanco de diversas manifestaciones públicas en 2016.

Aunque pudo expropiarse junto con el resto de propiedades de los Rosenthals, la compañía de logística de la familia, bajo la modalidad de mezcladoras de Cemento Portland, entre otra maquinaria pesada, estuvo presente de modo conspicuo en el sitio de la presa Patuca III. El Grupo Terro de los Nassers está construyendo varios aeropuertos 44. El hecho de que el alcalde de Tegucigalpa, Nasry Juan Asfura Zablah, y su entusiasmo bien conocido por la infraestructura como la solución a los males de la capital, sea dueño de una compañía de construcción parece indicar que la contratación es el mecanismo mediante el cual los miembros de la red del sector público demandan su parte del botín.

Sergio Canales, exsecretario de obras públicas, transporte y vivienda, le otorgó un contrato a su compañía constructora, Inseco, para participar en el Fondo Vial de Honduras. Inseco no contaba con el perfil necesario, sin embargo, como otras compañías que recibieron concesiones, aseguró un contrato que pagó 39 % sobre la estimación presentada en su licitación. Canales es un exmiembro del comité técnico de carreteras encargado de evaluar a las compañías de construcción potenciales 45.

La propiedad inmobiliaria y la construcción, como nuestro recorrido en automóvil por Juticalpa parece indicar, son maneras comunes de lavar dinero, y no solo en Honduras. En muchos países, estos sectores vinculan los negocios y los miembros delictivos en las redes interrelacionadas 46.

En Honduras, la construcción y la contratación pueden también servir como una confluencia entre los miembros de la red del sector público y delictivo. En diversos ejemplos narrados, el gobierno hondureño contrató a una compañía constructora propiedad del mismo cártel de Cachiro por el que Tegucigalpa (y Washington) sancionó a la familia Rosenthal por financiarlo 47. Asimismo, esta relación demuestra la integración horizontal de los sectores delictivo, privado y público dentro de las redes cleptocráticas de Honduras 48.

Carne y lácteos

Si algo necesitan los restaurantes de comida rápida controlados por la red es el suministro constante de carne. Los vínculos entre el negocio ganadero y el tráfico de drogas se analizaron anteriormente en las páginas 62–64. En esta sección, vale la pena hacer hincapié en la evidencia de los mecanismos que entrelazan a miembros de la red del sector privado aparentemente respetables en este entramado: algunos miembros de la familia de banqueros Rosenthal fueron acusados de cargos por lavado de dinero en parte porque su negocio de envasado de carne con regularidad compraba ganado del cártel de Cachiros; además de haber adquirido posteriormente la empresa Ganaderos Agricultores del Norte, del mismo cártel 49.

Organizaciones sin fines de lucro

Se ha documentado la capacidad de una red de corrupción para crear o infiltra organizaciones no gubernamentales con el propósito de captar recursos suministrados a éstas o sembrar disensión con el fin de cortocircuitar la resistencia de dichos grupos ante proyectos vinculados con las redes 50. El estudio meticuloso de 2009 de Global Witness sobre la tala ilegal en la Reserva de la Biosfera Río Plátano destaca la manera en la cual los traficantes de madera usan las cooperativas locales apoyadas internacionalmente como tapaderas, lo que les permite beneficiarse de la ayuda financiera internacional otorgada a las cooperativas en aras de la protección forestal, y al mismo tiempo obtener ganancias de la caoba talada ilegalmente 51.

En nuestras entrevistas en Krausirpi, era evidente que la asociación principal que representaba al grupo indígena Tawahka había sido dividida, quizás de manera fatal. Otros investigadores y activistas nos contaron sus hallazgos acerca de que las organizaciones de tráfico de drogas eran capaces de sobornar a algunos activistas misquitos ofreciéndoles lanchas de langostas u otros beneficios 52. En un informe de 2009, el Grupo Acción Financiera del Caribe, una filial regional del organismo internacional que monitorea los riesgos del lavado de dinero, señaló algunas ONG por su desregulación considerable y concluyó que es necesaria “una revisión honda del sector sin fines de lucro para evaluar su vulnerabilidad en cuanto al abuso” de financiación ilícita 53.

Muchos creen que algunas iglesias hondureñas, en especial la iglesia evangélica, aprobaron el golpe de 2009, y que han desempeñado un papel fundamental en la implementación de muchas de las políticas auspiciadas por las redes cleptocráticas 54. Diversos entrevistados de forma explícita mencionaron esta alianza evidente entre algunos sectores de la iglesia católica y el movimiento evangélico y las redes que controlan la economía política hondureña. Uno de ellos relató que el cura local le lanzó piedras, presuntamente por su activismo contra las presas. Otro puso a la par la relación de Hernández con la Confraternidad Evangélica de Honduras y sus esfuerzos persistentes por introducir al ejército en papeles de seguridad nacional.

Estas preocupaciones plantean más preguntas sobre la ASJ, el capítulo a nivel local de Transparencia Internacional y el beneficiario de financiación importante por parte de USAID y de otro apoyo del gobierno estadounidense. Con aforismos religiosos enmarcados que cuelgan de las paredes de su oficina, se trata de un grupo evangelista de manera explícita. Sus detractores cuestionan la imparcialidad de sus actividades asistenciales y su labor a favor de la educación privatizada 55.

Notes

1 Entrevista, Tegucigalpa, 2 de agosto de 2016.

2 Comentario de un padre que eligió inscribir a su hijo en una nueva American School, llamada Discovery School: Entrevista (teléfono), 20 de septiembre de 2016. Una lectura de sus entradas en los medios sociales indica que los miembros jóvenes de estos grupos de la élite mantienen una interconexión fuerte al entrar a la universidad, en la mayoría de los casos, en Estados Unidos.

3 En las palabras de un exfuncionario del gobierno de alto rango, “Así es cómo la clase política a perfeccionado el soborno: las compañías les dan acciones al círculo [parientes o asociados cercanos] de funcionarios del gobierno”: Entrevista, Tegucigalpa, 4 de agosto de 2016.

4 Sobre la Alianza para la Prosperidad, véase Oficina del Secretario de Prensa, “FACT SHEET: The United States and Central America: Honoring Our Commitments”, la Casa Blanca, 14 de enero de 2016, https://www.whitehouse.gov/the-press-office/2016/01/15/fact-sheet-united-states-and-central-america-honoring-our-commitments; Enmienda de la Cámara #1 para la Cámara del Senado a la Military Construction and Veterans Affairs and Related Agencies Appropriations Act of 2016, H.R. 2029, Cong. 114avo. (15 de diciembre de 2015), http://docs.house.gov/billsthisweek/20151214/CPRT-114-HPRT-RU00-SAHR2029-AMNT1final.pdf; pero también: Dan Beeton, “Central America’s ‘Alliance for Prosperity’ Plan: Shock Doctrine for the Child Refugee Crisis?”, The Americas (blog), Center for Economic and Policy Research, 26 de noviembre de 2014, http://cepr.net/blogs/the-americas-blog/central-americas-alliance-for-prosperity-plan-shock-doctrine-for-the-child-refugee-crisis; y “Kids First: A Response to the Southern Border Humanitarian Crisis”, Congressional Progressive Caucus, 2014, https://cpc-grijalva.house.gov/uploads/CPC.Kids.First3.pdf. Varios entrevistados, tanto occidentales como hondureños, señalaron que miembros clave de la red se están enfocando e invirtiendo energía de manera relevante en la conformación del uso de estos fondos, como el exsecretario de relaciones exteriores y operador veterano Arturo Corrales, al igual que miembros de las familias clave que dominan el sector privado en el Consejo Consultivo de la Alianza para la Prosperidad.

5 Katherine Wilkins, un miembro del equipo que dirige la investigación de este informe, durante una reunión de equipo, 28 de diciembre de 2016. Las Cámaras de Comercio, que por lo regular cuentan con registros de corporaciones, no incluyen información acerca de las compañías en Honduras. Y el cierre de 2016 de la Dirección Ejecutiva de Ingresos, una fuente de información del registro de impuestos sobre sociedades, complica aún más el acceso a la información. La página web del sucesor de la Dirección, la Comisión Presidencial de la Administración Tributaria, te manda a una página de la Dirección inactiva para su listado de contribuyentes grandes. En cambio, de manera irónica, la mayoría de las páginas web de estas compañías informan en abundancia sobre sus prácticas sostenibles y su responsabilidad social corporativa.

6 Jacobo García, “El informe ecológico que irritó al Gobierno de Honduras,” El País, 11 de febrero de 2017, http://internacional.elpais.com/internacional/2017/02/09/america/1486617921_790115.html.

7 Por citar sólo un ejemplo: “Seis o siete familias controlan todo; básicamente son dueños del país” (entrevista de la autora con el economista de desarrollo, Tegucigalpa, 5 de agosto de 2016). Para una perspectiva del gobierno estadounidense, véase “Response to the Political Crisis” (cable de la embajada estadounidense a Washington desde Tegucigalpa), WikiLeaks, 31 de julio de 2009, https://wikileaks.org/plusd/cables/09TEGUCIGALPA684_a.html; véase también, “Key Powerbrokers in Honduras” (cable de la embajada estadounidense a Washington desde Tegucigalpa), WikiLeaks, julio de 2009, https://www.wikileaks.org/plusd/cables/09TEGUCIGALPA617.html.

8 Véase Chayes, “Structure of Corruption”, 33–39; y “Azerbaijani First Family Big on Banking”, Proyecto de Reportajes sobre Crimen Organizado y Corrupción (OCCRP), 11 de junio de 2015, https://www.occrp.org/en/corruptistan/azerbaijan/2015/06/11/azerbaijani-first-family-big-on-banking.html.

9 Entrevista de la autora, Tegucigalpa, 3 de agosto de 2016.

10 Aaron Schneider, State-Building and Tax Regimes in Central America (New York: Cambridge University Press, 2012), p. 146.

11 International Finance Corporation, “CAO Audit of IFC Investments in Banco Financiera Comercial Honduras S. A. (FICOHSA)”, Grupo Banco Mundial, 11 de agosto de 2014, http://www.ifc.org/wps/wcm/connect/region__ext_content/regions/latin+america+and+the+caribbean/countries/factsheet_ficohsa.

12 “CAO Investigation of IFC Environmental and Social Performance in Relation to: Investments in Banco Financiera Comercial Honduras S. A.”, Oficina del Asesor en Cumplimiento Ombudsman, 2014, http://www.cao-ombudsman.org/documents/CAOInvestigationofIFCRegardingFicohsa_C-I-R9-Y13-F190.pdf; “Honduras/Dinant-01/CAO Vice President Request”, Oficina de Asesor en Cumplimiento Ombudsman, 17 de abril de 2012, última actualización 15 de agosto de 2016, http://www.cao-ombudsman.org/cases/case_detail.aspx?id=188.

13 Según el sitio del gobierno, el fondo fiduciario del impuesto de seguridad se distribuye entre la Corte Suprema, la D.N.I.I., el Ministerio Público, la Prestación de Servicios y las Medidas de Seguridad tanto para la defensa nacional como para la seguridad interna. El conjunto completo de proyectos presentado puede consultarse en: Tasa de Seguridad Poblacional, http://www.tasadeseguridad.hn/.

14 Entrevista del autor (teléfono), 8 de febrero de 2017.

15 Un banco pequeño pero aún así importante está siendo liquidado debido a las sanciones de lavado de dinero impuestas por Estados Unidos. Véase Michael Lohmuller, “Honduras Closes Bank as Elite Money Laundering Hits Savers”, InSight Crime, 13 de octubre de 2015, http://www.insightcrime.org/news-briefs/honduras-closes-bank-as-elite-money-laundering-case-hits-savers; y Samuel Rubenfeld, “U.S. Extends Banco Continental Wind-Down Until June 2016”, Wall Street Journal, 8 de diciembre de 2015, http://blogs.wsj.com/riskandcompliance/2015/12/08/u-s-extends-banco-continental-wind-down-until-june-2016/.

16 Conversaciones en Kabul y confirmación por correo electrónico, 2 de enero de 2017.

17 Entrevista de la autora, Tegucigalpa, 5 de agosto de 2016. Vale mencionar las implicaciones del estado de las cosas para Citibank, cuyas operaciones centroamericanas las adquirió Banco Ficohsa en 2015. Es casi inconcebible que una parte del precio de la adquisición se pagó con dinero lavado de las drogas.

18 Para un análisis acerca de estos sucesos, véase Ramón Romero, “Electrical Elites and Political Power”, en Meza et al., Poderes Fácticos, pp. 119–34.

19 Entrevista de la autora, Tegucigalpa, 2 de agosto de 2016.

20 GENISA, que construye una presa en Panamá, pertenece a Kafie; véase Kerem Pérez, “Detienen a empresario de Genisa en Honduras”, tvnNOTICIAS, 18 de junio de 2015, http://www.tvn-2.com/nacionales/judicial/Detienen-empresario-Genisa-Honduras_0_4234826593.html. Para la controversia sobre la presa, véase “Companies Building Controversial Dam in Panama Hit $1.2 mn in Fines”, Agencia EFE, 25 de septiembre de 2015, http://www.efe.com/efe/english/business/companies-building-controversial-dam-in-panama-hit-with-1-2-mn-fines/50000265-2722376. En Guatemala, el Grupo Terra de los Nasseres tiene por lo menos dos presas: “Xacbal Hydroelectric project, Guatemala”, Environmental Justice Atlas, última actualización 13 de noviembre de 2014, https://ejatlas.org/conflict/area-de-uso-multiple-rio-sarstun; y “Hidroeléctrica Santa Rita S. A. in Monte Olivo, Guatemala”, Environmental Justice Atlas, última actualización 11 de noviembre de 2016, https://ejatlas.org/conflict/hidro-santa-rita-monte-olivo-guatemala.

21 “Decreto No. 109-2012,” Gobierno de Honduras, 26 de enero de 2013, http://tzibalnaah.unah.edu.hn/handle/123456789/926.

22 Nieves Capote Figueroa, “Represas Hidroeléctricas en Honduras”, Otros Mundos AC/Amigos de la Tierra, 8 de septiembre de 2011, http://otrosmundoschiapas.org/docs/escaramujo/escaramujo521_represas_honduras.pdf. Un suceso más reciente ha sido la aparición de generadores de biomasa ineficientes, en especial, en zonas de bosques de pino. En enero de 2016, se declaró un estado de emergencia debido a una epidemia de escarabajos de pino de montaña –similares a aquellos que causaron daño en las Montañas Rocosas. Especialistas en silvicultura sostienen que vías más grandes de bosque que los ocho metros acostumbrados han sido taladas, y se percataron de que nuevos operadores, que antes no estaban en el negocio de energía, están entrando en el mercado de biomasa.

23 Lakhani, “Berta Cáceres”,

24 En una entrevista un 20 de julio de 2016, un observador estadounidense contó sobre un funcionario de una comunidad repudiado –despojado de su cargo– que expresó haber participado en el mitin en representación del pueblo La Tejera, por ejemplo. Véase también Bird “The Agua Zarca Dam”, p. 4.

25 “Honduras: Capturan exviceministro de Serna acusado por caso de Agua Zarca”, El Heraldo, 14 de octubre de 2016, http://www.elheraldo.hn/pais/1008434-466/honduras-capturan-exviceministro-de-serna-acusado-por-caso-de-agua-zarca.

26 En una entrevista en agosto de 2016, un prestador confirmó que el gobierno hondureño fue quien designó a DESA antes de que se solicitara la financiación.

27 Los primeros antecedentes fueron narrados a detalle por Bird, “The Agua Zarca Dam”; véase también Nina Lakhani, “Honduras Dam Project Shadowed by Violence”, Al Jazeera, 24 de diciembre de 2013, http://www.aljazeera.com/indepth/features/2013/12/honduras-dam-project-shadowed-violence-201312211490337166.html; para un análisis posterior, véase Willems y de Jonghe, “Protest and Violence Over the Agua Zarca Dam”; y entre muchos otros escritores después del asesinato de Cáceres, Jonathan Blitzer, “The Death of Berta Cáceres”, New Yorker, 11 de marzo de 2016, http://www.newyorker.com/news/news-desk/the-death-of-berta-caceres.

28 “Sinohydro Group Response to Report by Rights Action” (carta de Sinohydro a the Business and Human Rights Resource Centre), Sinohydro Group Limited, 25 de noviembre de 2013, http://www.google.com/url?q=https://business-humanrights.org/sites/default/files/media/documents/company_responses/sinohydro-response-re-agua-zarca-25-nov-2013-en.doc&sa=U&ved=0ahUKEwipp_qm36TRAhUBTSYKHWaDC1oQFgg4MAY&sig2=ZBdAlXSC148XRJbn3VGcvA&usg=AFQjCNFdK8LmxEuG1YYOHg9z_5mfegPoug.

29 Entrevista de la autora, 20 julio de Julio 2016.

30 Alessandra Borella, “Honduras, assassinata la militante ecologista Berta Cáceres”, Repubblica, 3 de marzo de 2016, http://www.repubblica.it/esteri/2016/03/03/news/honduras_assassinata_la_militante_ecologista_berta_caceres-134696570/; Simon Lewis, “Main Witness Barred From Leaving Honduras as Suspicions Mount Over Activist’s Murder”, Time, 9 de marzo de 2016, http://time.com/4252033/berta-caceres-gustavo-castro-soto-honduras-witness-murder/.

31 “Berta Cáceres Justice: Honduras Arrests 5th Suspected Killer”, teleSUR, 8 de mayo de 2016, http://www.telesurtv.net/english/news/Berta-Caceres-Justice-Honduras-Arrests-5th-Suspected-Killer-20160508-0015.html.

32 Nina Lakhani, “Berta Cáceres’s Name Was on Honduran Military Hitlist, Says Former Soldier”, Guardian, 21 de junio de 2016, https://www.theguardian.com/world/2016/jun/21/berta-caceres-name-honduran-military-hitlist-former-soldier.

33 “Hitmen Target Berta Cáceres Ally in Honduras for a Second Time”, teleSUR, 11 de octubre de 2016, http://www.telesurtv.net/english/news/Hitmen-Target-Berta-Caceres-Ally-in-Honduras-for-a-Second-Time-20161011-0007.html; Nina Lakhani, “Honduran Activists Survive Attacks Months After Berta Cáceres Murder”, Guardian, 11 de octubre de 2016, https://www.theguardian.com/world/2016/oct/11/honduran-activists-survive-assassination-berta-caceres.

34 “How Many More? The Killing and Intimidation of Environmental and Land Activists”, Global Witness, abril de 2015, p. 18; véase también, “Honduran Lenca Communities Reject Energy Project After Murder”, teleSUR, 11 de julio de 2016, http://www.telesurtv.net/english/news/Honduran-Lenca-Communities-Reject-Energy-Project-After-Murder-20160711-0015.html.

35 Entrevistas de la autora, 22–23 de julio de 2016; véase también el informe detallado sobre el caso de las dos presas que pertenecen al esposo de Aurora López en “Honduras: The Deadliest Place to Defend the Planet”, Global Witness, pp. 11–12.

36 Entrevista de la autora, 20 de julio de 2016.

37 Entrevista de la autora, Patuca, 26 de julio de 2016.

38 Nina Lakhani, “Honduras and the Dirty War Fueled by the West’s Drive for Clean Energy”, Guardian, 7 de enero de 2014, https://www.theguardian.com/global/2014/jan/07/honduras-dirty-war-clean-energy-palm-oil-biofuels.

39 “There Are No Investigations Here”, Human Rights Watch; Annie Bird, “Human Rights Violations Attributed to Military Forces in the Bajo Aguan Valley in Honduras”, Rights Action, 20 de febrero de 2013, http://rightsaction.org/sites/default/files/Rpt_130220_Aguan_Final.pdf; “Honduran Killing Fields: Repression Continues Against Campesinos in Bajo Aguan Valley”, Council on Hemispheric Affairs, 6 de junio de 2013, http://www.coha.org/honduran-killing-fields-repression-continues-against-campesinos-in-bajo-aguan-valley/; “Oil Palm plantations in the Bajo Aguan, Honduras”, Environmental Justice Atlas, última actualización 12 de mayo de 2014, https://ejatlas.org/print/oil-palm-plantations-in-the-bajo-aguan-honduras.

40 Entrevista de la autora, Krautara, 28 de julio de 2016.

41 “Drug Plane Burned on Prominent Honduran’s Property” (cable de la embajada estadounidense a Washington desde Tegucigalpa), WikiLeaks, 1 de marzo de 2004, https://wikileaks.org/plusd/cables/04TEGUCIGALPA672_a.html.

42 “Project 3187: Aguan biogas recovery from Palm Oil Mill Effluent (POME) ponds and biogas utilization- Exportadora del Atlántico, Aguán/Honduras”, Mecanismo para un Desarrollo Limpio, Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, 1 de agosto de 2009, http://cdm.unfccc.int/Projects/DB/TUEV-SUED1260202521.42/view; Arthur Nelsen, “EU Carbon Credit Scheme Tarnished by Alleged Murders in Honduras”, Guardian, 3 de octubre de 2011, https://www.theguardian.com/environment/2011/oct/03/eu-carbon-credits-murders-honduras; y Tamra Gilbertson y Oscar Reyes, “Carbon Trading: How It Works and Why It Fails”, Fundación Dag Hammarskjöld, noviembre de 2009, https://www.scribd.com/doc/23494095/Carbon-Trading-How-it-works-and-why-it-fails.

43 Entrevista de la autora, Tegucigalpa, 4 de agosto de 2016. En Estados Unidos, en algunos casos, las empresas de prisiones privadas obtienen un contrato de pago garantizado aun cuando la prisión no esté llena en su capacidad.

44 “Terra Infraestructura,” Grupo Terra, 2017, http://corporaciongrupoterra.com/infraestructura/.

45 “Más Corrupción”, La Prensa, 5 de julio de 2007, http://www.laprensa.hn/honduras/650187-97/m%C3%A1s-corrupci%C3%B3n.

46 Los ejemplos abundan, desde alarifes de la Mafia en Nueva York (Véase David Cay Johnston, “Just What Were Donald Trump’s Ties to the Mob?”, Político, 22 de mayo de 2016, http://www.politico.com/magazine/story/2016/05/donald-trump-2016-mob-organized-crime-213910) hasta las revelaciones recientes sobre el mercado inmobiliario en Londres. (Véase “London Property: A Top Destination for Money Launderers”, Transparencia Internacional y Thomson Reuters, 2016). El simple hecho de estar involucrado en la construcción de nuevas casas no demuestra nada, por supuesto. Pero las imágenes en este video publicitario para la empresa PSI –un negocio de Atala-Faraj– son sugerentes: “PSI- Proyectos y Servicios Inmobiliarios”, video de YouTube, posteado por “PSI Honduras” 28 de mayo de 2013, https://www.youtube.com/watch?v=4t6cbzezP98.

47 “Contrato de Construcción de Obras para el Mantenimiento Periódico y Rutinario de los Tramos”, Gobierno de Honduras y Fondo Vial, 8 de febrero de 2012, https://www.personadeinteres.org/uploads/a8b7a6b8-db1f-454b-87a8-f074cce29a95.pdf; y véase “La ENEE dio contrato”, El Heraldo, 29 de marzo de 2017, http://www.elheraldo.hn/pais/1057899-466/la-enee-dio-otro-contrato-de-construcción-a-los-cachiros.

48 Un exfuncionario de finanzas de alto rango describe la complicidad conjunta resultante para el lavado de dinero de la siguiente manera: “El gobierno va a construir una carretera en el Bajo Aguán. Contratan a una compañía constructora creada por los Cachiros. La compañía deposita dinero en el Banco Atlántida y los Cachiros agregan su propio dinero a ese depósito, y así es como lo lavan” (entrevista de la autora, Tegucigalpa, 4 de agosto de 2016).

49 Oficina del Procurador de Estados Unidos, Distrito Sureño de Nueva York, “Manhattan U.S. Attorney Announces Charges Against Four Prominent Honduran Businessmen”, comunicada de prensa, Departamento de Justicia de Estados Unidos, 7 de octubre de 2015, https://www.justice.gov/usao-sdny/pr/manhattan-us-attorney-announces-charges-against-four-prominent-honduran-businessmen.

50 Ejemplos internacionales incluyen el Foro de Fondos de Gulnara Karimova o el fondo “26/26” en la Túnez de Zine al Abidine Ben Ali (Véase Chayes, Thieves, pp. 107–10, 215) o el arresto más reciente del director general en funciones de Samsung, Lee Jae-yong, por depositar dinero en un fondo de “caridad” controlado por el confidente del director. Véase Anna Fifield, “Samsung Boss Arrested in South Korea’s Explosive Corruption Scandal”, Washington Post, 16 de febrero de 2017, https://www.washingtonpost.com/2017/02/16/2d4472b9-ca29-4e89-9aa3-5926622852ab_story.html.

51 “Illegal Logging in the Rio Platano Biosphere”, Global Witness.

52 Phillips, Honduras in Dangerous Times, 104: “La gente en comunidades en toda la región fue forzada a colaborar con los traficantes de drogas mientras que la policía, el ejercito y las unidades estadounidense contra el narcotráfico no estaban dispuestos a emplear discreción o tiempo para diferenciar al culpable de la gente local que simplemente estaba tratando de sobrevivir”. Véase también Jackson, “From Lobsters to Cocaine”.

53 Grupo Acción Financiera del Caribe, “Mutual Evaluation Report: Anti-Money Laundering and Combating the Financing of Terrorism, Honduras”, Banco Mundial, 10 de agosto de 2009.

54 Véase, por ejemplo, Jeremy Weber, “Honduras Coup Was ‘Answer to Prayer’ for Many Evangelicals”, Christianity Today, 3 de julio de 2009, http://www.christianitytoday.com/gleanings/2009/july/honduras-coup-was-answer-to-prayer-for-many-evangelicals.html.

55 Múltiples entrevistas en 2016 y 2017, al igual que correos electrónicos reenviados y otros documentos de controversia atroz sobre la ASJ entre especialistas en Honduras tanto estadounidenses como hondureños. Véase también, Karen Spring “US-Funded Evangelicals and Coup Supporters Behind the New Commission to Purge the Honduran Police”, Aquí Abajo (blog), 8 de junio de 2016.